Mons. Fausto Mejía bendice Santuario Nuestra Señora de La Altagracia

0
147

Fotos: Jesús Santana

SAN FRANCISCO DE MA­CORÍS.- El Obispo de la Diócesis de aquí, Monseñor Fausto Ramón Mejía, presidió el acto de inaugura­ción y bendición del primer santua­rio en honor a Nuestra Señora de La Alta­gracia, ubicado en el Hogar de An­cia­nos América Esperanza, de esta ciudad.

Monseñor Fausto Mejía agradeció el esfuerzo de las herma­nas Hijas de La Altagracia, quienes junto a un equipo de trabajo y con el apoyo de Cándido Batista y su esposa, María del Carmen Suriel de Batista, las personas más cercanas a las Hijas de la Altagracia, ofre­ciendo su apoyo humano y material.

La Eucaristía fue presidida por Mons. Mejía Vallejo, quien en la homilía resaltó la importancia que tiene un santuario dedicado a la Reina de la Paz, Nuestra Madre la Virgen de La Altagracia, donde los fieles acuden allí al pie de la Madre a llevarle su alegría, sus pesares y a agradecer los favores recibidos. “Sobre todo el pueblo de Dios visita nuestros santuarios para peregrinar.  Es la más bella expresión de gratitud”.

Tras culminar la misa, se proce­dió a la inauguración y bendición del Santuario, estando presente además de cientos de fieles, la Ma­dre Superiora de la Hijas de la Vir­gen de la Altagracia, Sor Margarita Sánchez Méndez, Sor Eduvigis Guzmán García, directora del Hogar de Ancianos América Esperanza, el ingeniero Germán Taveras, el padre Gustavo Rosario y el empresario Arismendi De Moya, entre otras personalidades.

Las Hermanas Hijas de La Alta­gracia procedieron a entregar una placa de reconocimiento a los espo­sos Cándido Batista y doña María del Carmen Suriel, quienes fueron el soporte humano y eco­nómico para hacer posible la construcción de este Santuario. .  Al culminar el acto Sor Naida Núñez presentó un documental dando a conocer la historia del Santuario