Más allá de lo humano

0
97

 

En la vida lo más difícil contra lo que tenemos que lidiar es caer en el ámbito de la pérdida del deseo de luchar; del querer más entregarse que sacu­dirse; de qué todo te importe poco y quieras renunciar huyendo a las cosas.

Que debemos de decir o expresar pala­bras que luego se convierten en baldones y nos colocan el mayor peso en nuestra alma; es quedarnos estancados y no soltar aquello que hemos acumulado en rabia e impotencia y luego querramos pe­garlo con todo, podre­mos saciarnos en el momento pero sino lo vemos y damos un giro, eso seguirá siendo la cadena que nos evite avanzar y nos convirtamos en perso­nas insoportables y reacios a ver lo bueno que puede ser la vida cuando damos oportunidad a que mejores cosas limpien nuestros corazones.

Nunca dejaré de ex­presar que lo más difícil de hacer para el ser humnao, es creer. Y más cuando muchas de las cosas que debe llevar a cabo, sus resultados o su última palabra estará en manos que no son suyas. Que deben entregarse a la presencia de Dios. Las pruebas no existen para ha­cernos menos, sino para mostrarnos de qué material estamos he­chos y cuán grande es o no en lo que cree­mos.

Es fácil decirlo todo lo anterior, pero no claudiquemos a lo peor que podamos ser o ha­cernos sentir porque eso mismo terminaremos realizando. No te rindas ante tu peor versión.