Los nuevos retos de la formación sacerdotal

0
148

 

Recientemente tu­vimos en nuestro país la visita de Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, a solicitud de la invitación que le hizo la Conferencia del Episcopado Domini­cano para la presenta­ción del documento: «El don de la vocación presbiteral o nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdo­talis», este documento fue publicado por la Congregación para el Clero en el año 2016, en el que se trazan las líneas de formación de los candidatos al sa­cerdocio y la formación de los sacerdotes en el ejercicio de su ministerio. Este documento nos plantea nuevos retos en la formación de los semina­ristas y de los sacerdotes.

Monseñor Jorge Carlos Patrón Wong es Arzobispo y Secreta­rio para los Seminarios de la Congregación para el Clero, es una persona con una am­plia experiencia en la formación sacerdotal y con un gran conoci­miento de la realidad sacerdotal ya que su contactos con la realidad sacerdotal en los diferentes continentes del mundo le han llevado a tener un visión amplia del sacerdocio en nuestra iglesia.

Aprovechando su experiencia y conoci­miento se le invitó al país para que nos pu­siera en sintonía con las nuevas propuestas de la formación sacerdotal.

Como su estadía en el país era corta, del 12 al 15 de noviembre, el programa de trabajo que se organizó fue sumamente intenso, como el tiempo era limitado se decidió orientar los talleres a tres grupos específicos: los obispos y formadores de los dife­rentes seminarios y casas de formación, los seminaristas y sa­cerdotes.

El lunes 12 y el martes 13 nos reunimos los obispos y los formadores de los diferentes seminarios y casas de formación del país  en la Casa de Convivencia María de la Altagracia en Santo Domingo, en este en­cuentro tuvimos la asistencia de 67 parti­cipantes, en el que destacamos la participación de dos sacerdotes de Puerto Rico. Mons. Patrón Wong insistió en la diferenciación de las etapas de formación de los candidatos al sacerdocio: 1) el cultivo y de­finición de la vocación cristiana, 2) el discipulado, 3) la configura­ción con Cristo Buen Pastor. Para poder de­finir bien estas etapas es indispensable un buen acompañamiento y discernimiento vocacional.

El miércoles 14 tu­vimos el encuentro con los sacerdo­tes que pertenecen a la Provin­cia Eclesiástica de Santo Domingo (Santo Domingo, La Altagra­cia, San Pedro de Ma­corís, Baní, san Juan de la Maguana y Bara­hona), dicho en­cuentro se realizó en la Univer­sidad de Santo Domin­go en la que participa­ron 200 sacerdotes, al día siguien­te tuvimos el otro en­cuentro con los sacerdotes de la Provincia Eclesiástica de Santia­go (Santiago, La Vega, San Francis­co de Ma­corís, Mao-Monte­cristi y Puerto Plata).

Este encuentro se realizó en el teatro de la Pontificia Univer­sidad Madre y Maestra en el que participaron aproximadamente 200 sacerdotes. En ambos encuentros Mons. Patrón Wong insistió sobre la necesidad de la formación permanente y la apertura a la renovación constante del ministerio sacerdotal. Sus palabras  fue­ron motivadoras, cla­ras y precisas y sus repuestas a las preguntas hechas fueron objetivas.

Monseñor Patrón estaba muy interesado en reunirse con los seminaristas, ya que los primeros destinata­rios de la nueva pro­puesta formativa son ellos, se hicieron los espacios para los en­cuentros pese a la agenda ya prevista.

El miércoles en la noche se reunió con los seminaristas del Pontificio Seminario Mayor San­to Tomás de Aquino en Santo Do­mingo y el jueves al terminar el encuentro con los sa­cerdotes en el teatro de la Pontifi­cia Universi­dad Cató­lica Madre y Maestra se reunió con los semi­naristas del Propedéu­tico y el Filo­sofado San Pío X. Mons. Patrón Wong escuchó con mucho in­terés las inquietudes de los se­minaristas y los moti­vó a continuar con en­tusiasmo su proceso vocacional.