Los congresos bíblicos

0
146

Cuando se creó la Comisión de Animación Bíblica de la Pastoral, fue con la intención de crear un espacio para compartir y animar los trabajos en torno a la presencia de la Biblia en nuestra Iglesia dominicana. En las primeras reuniones que se tuvieron, los representantes de la Arquidiócesis de Santo Domingo, dijeron que en su trabajo y cada septiembre ellos realizaban un congreso bíblico. Al oír aquello, los presentes de otras diócesis nos animamos para hacerlo en nuestras Iglesias particulares. Ellos nos explicaron en qué consistía el congreso y los frutos que se estaban viendo.

Antes de hacerlo en nuestras dió­cesis, quisimos hacerlo a nivel nacional y fue un rotundo éxito. Me atrevería a decir que la Animación Bíblica obtuvo patente de corso en la Iglesia dominicana después de este primer congreso bíblico nacio­nal, y luego cada uno lo llevó a su respectiva diócesis, y hoy los Con­gresos Bíblicos son una parte im­portante de nuestro quehacer bíblico cada septiembre.

Este año se han tenido congresos, primeramente en Santo Domingo, donde nacieron, en la Diócesis de San Juan de la Maguana, concretamente en Azua, en Santiago y la próxima semana en La Vega.

En Santiago ha sido el segundo, le hemos agregado la nota de dedi­cár­selo y reconocer a alguien que haya hecho algo por el trabajo bíblico en la Arquidiócesis. El primero fue de­dicado a Mons. Richard Ben­cosme, quien ha sido pionero en la Pastoral Bíblica entre nosotros, y este segundo fue dedicado a Mons. Ramón Benito de La Rosa y Carpio quien ha sido un gran gestor de la Animación Bíblica, no solo en San­tiago, sino a lo largo de su trayectoria pastoral.

Este segundo congreso se realizó dentro de la temática del año pasto­ral, a nivel de lo que nos pide el Plan Nacional de Pastoral que es la Euca­ristía; los temas tratado se en­filaron en esa línea, primeramente un servidor trató: “La prefiguración de la Eucaristía en el Antiguo Tes­tamen­to”, luego en un segundo mo­mento la hermana Magdalena Fil­po, de las Hijas de Jesús, trató con mucha agu­deza, emotividad y fuer­za el tema de: “La Eucaristía en el Nuevo Tes­tamento”.

Más adelante se tuvo un panel sobre la relación de la Eucaristía, la Palabra de Dios y la liturgia, a cargo del P. Leonardo Casimiro, Coordi­na­dor de la Comisión de Animación Bíblica en Santiago, el P. Eduardo Romero, de los Padres Dominicos y la Lic. Denny López, miembro de la Comisión Arquidiocesana.

Previamente al desglose de los temas se tuvo el reconocimiento a  Mons. De la Rosa, con la presencia del Arzobispo de Santiago, Mons. Freddy Bretón, quien tuvo la Invo­ca­ción al acto.

La presencia de la gente fue exce­lente, unos doscientos representantes de las 14 Zonas Pastorales de la Arquidiócesis, gente dispuesta para conocer y trabajar por la animación bíblica en esta Iglesia de Santiago. Se le agradece a la Pontificia Uni­versidad Católica Madre y Maestra en la persona de su Rector, P. Alfre­do de la Cruz, por la dispo­sición del recinto para esta magna celebración. Creemos y esperamos que con este segundo congreso la Animación Bíblica, siga echando fuerte raíces entre nosotros y que la gente siga acercándose a la Palabra de Dios contenida en las Sagradas Escrituras, para que sus vidas sean mejores y el plan salvífico de Dios llegue hasta ellos, lo acepten y lo hagan vida en sus existencias.

Que los frutos de este congreso y todos los que se han hecho en el país, contribuyan a esa presencia grande de Dios entre nosotros por su Pala­bra y ayuden enormemente a la ex­tensión del Reino, como objetivo de todo lo que se hace en nuestra Iglesia.