Llegó diciembre

2
385

El último mes del año llegó de prisa. Es que fueron tantos los aconte­cimientos que nos impac­taron de forma profunda durante este año 2018, que los días se escaparon sin darnos cuenta. No hubo espacio para el respiro.

Vimos partir a des­tiempo a decenas de jóve­nes a causa de los accidentes de tránsito, sobre todo en motocicletas.

Recibimos decisiones judiciales que nos deja­ron aturdidos y en donde las ansias de justicia de la sociedad se desvane­cieron. Los que han ofendido al pueblo con sus malas acciones, a nivel público y privado, parecen continuar sin darse cuenta del daño que hacen a la patria.

Durante el año que va terminando, presencia­mos denuncias de corrupción, en muchos casos con evidencias incuestionables, sin la sanción correspondiente, estimulando estas acciones a que el dolo y el peculado se conviertan en un nuevo estilo de vida para quienes hace tiempo en­terraron la vergüenza.

Pero diciembre llega también para aquellos que hacen de su vida una entrega perenne a la solidaridad y al Bien Común. Para los que trabajan por una cultura de paz. Para los que luchan por una sociedad mejor, ­sabiendo que otro mundo es posible.

Durante estos días también llegarán miles de hermanos nuestros que un día salieron del país en busca de una vida mejor,  y vienen cargados de ­ilusiones para compartir con su familia los valores que jamás perdieron, aunque están a miles de kilóme­tros de este ­terru­ño querido que los vio nacer.

Diciembre es el mes de la solidaridad, la ­ter­nura y los recuerdos y nos invita a fomentar la alegría compartida. Que estas acciones nobles se extiendan durante los doce meses del año.

2 COMENTARIOS