Las Zorras de Sansón

0
14

Fue en un encuentro con una familia que trabaja en el movimiento de la Renovación Carismática, donde el padre nos hablaba del trabajo que su esposa e hijos vienen realizando en la Iglesia por medio de este movimiento. Habló de la labor evangelizadora que hacían en los barrios y pueblos de su alrededor, y luego la doña y los hijos comenzaron a dar sus testimonios de vida, como es típico en estos encuentros. Ya al final el papá de nuevo, dijo que la labor de ellos era como las zorras de Sansón. Me quedé sorprendido porque hacía tiempo que no oía sobre este personaje épico de la Biblia, y ese relato recordé, que lo había leído en mis años mozos. 

Sansón es un personaje bíblico recordado por su fuerza, la cual radicaba en su cabellera, Jueces 13-16 nos cuenta su historia. Su nacimiento milagroso, (será un nazir. El naziariato en Israel era una especie de consagración por siempre como el mismo Sansón pero temporal en algunos casos (1Mac 3,49)), sus hazañas contra los filisteos, sus tres mujeres, la traición de Dalila, su venganza y posterior muerte. 

Lo suyo entra dentro de lo mítico, parecido al famoso Hércules de la mitología griega, o a Gilgames de la babilónica o al mito de Etana. No se adscribe al típico juez-caudillo que se narra en el mismo libro, ya que pelea el solo, y su pasión por las mujeres es demasiado notable. Algunos lo asocian a la decadencia de la etapa clánica de Israel, la cual comienza a decaer en parte por la corrupción de estos personajes. 

Sobre el texto que narra lo relativo a la hazaña con las zorras (Jue 15,1-8), se presenta a Sansón en esa especie de connivencia, en cuanto a las mujeres, con los Filisteos (los enemigos jurados de Israel): él va a buscar a su mujer, el Papá le dice que pensó que no la quería y se la había dado a otros, lo que hace que Sansón tal parece que se enoja y le advierte de lo que puede hacer, y es entonces cuando caza 300 zorras. Algunos dicen que chacales, ya que éstos viven en el desierto en manadas y no así las zorras, las junta de a dos atándolas por las colas y poniendo una astilla encendida en medio, suelta las zorras en los terrenos cultivados de los filisteos, quemándolo todo, y posteriormente la inquietud y acción de los filisteos contra la mujer y su familia, y un dicho y acción de Sansón. 

Volviendo al principio a la alusión de las zorras de Sansón y la comparación con la tarea evangelizadora hoy día, tomando en cuenta lo dicho por el padre de la familia carismática y lo que hacen, y haciendo una lectura espiritual (no espiritualista) del texto, sin forzarlo, y tomando en cuenta dos cosas: 1)Sansón a pesar de todo como elegido y consagrado de Dios. 2) Los filisteos enemigos del pueblo de Israel, el pueblo de Dios.

Podemos decir que los evangelizadores de hoy, llamados y elegidos por Dios, están en medio de este mundo (mundo en términos joánicos como lo que se opone al mensaje de Cristo), para como las zorras, con el fuego (diríamos metafóricamente) del Espíritu Santo, arrasar, quemar, destruir todo lo malo y pecaminoso que vamos viendo y sintiendo hoy día contrario a los designios de Dios y al mensaje cristiano de la salvación. 

Prescindimos aquí de cualquier acción violenta con la cual se quiera interpretar el texto y a la vez imponer la fe nuestra, pero en sí como hacían los campesinos antes, habrá que quemar con el fuego divino toda maldad mundana, que pueda anidarse en el corazón del hombre, para que podamos verdaderamente plantar la semilla del evangelio en aquellos que lo necesitan.