Laico, católico y político Alceu Amoroso Lima

0
73

Alceu Amoroso Lima es también un laico católico que de­dicó su vida a las luchas sociales y la política.

Nació en Brasil en 1893, publicó la ma­yoría de sus trabajos con el seudónimo de “Tristán de Athayde”. Abogó por la participación de todos los sectores sociales en la construcción de una sociedad glo­bal, como un derecho fundamental. En 1928 se convirtió al catolicismo, a los 35 años de edad.

En 1936 se encontró con Jacques Maritain, el filósofo francés. De ahí en adelante él fue su guía y maestro. En 1939, Tristán de Athayde publicó: “El Problema de la Burguesía”.

En 1947 participó en la creación de un movimiento para promover la Doctrina Social Cristiana en la política latinoamericana. Junto con Eduardo Frei Montalva (Chile), Dardo Regules (Uruguay), Manuel V. Ordóñez (Ar­gentina), Andrés Franco Montoro (Brasil) y otros jóvenes de diferentes países, creó lo que hoy se llama la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) sustentada en el “humanismo integral” de Jacques Maritain.

Alceu Amoroso Lima participó en los preparativos, en la realización y elaboración de la Declaración de Montevideo y en el primer organismo de dirección de ese movimiento, que todavía existe y agrupa a los partidos de inspiración demócratacristianos o socialcristianos de América Latina. En ese mismo año 1947, fue nombrado miembro de la Academia Uruguaya de Letras, como también lo fue en Brasil y Argentina. En 1951 fue nombrado Director de Cultura de la Unión Panamericana, con asiento en Washington.

En 1952, publicó el libro “Roma: mensaje de hoy”, donde trata temas tan interesantes como la naturaleza de la Iglesia, del papado y del Papa en relación al derecho, la política, la economía y la paz. En esta obra analiza y actualiza la Doctrina Social de la Iglesia y su incidencia en el mundo social.

En 1958, Tristán de Athayde inició la tarea de escribir dos artículos por semana en el periódico Jornal do Brasil, donde expuso temas importantes de contenidos filosóficos, políticos, religiosos y sociales, que servían de orienta­ción a miles de seguidores de su pensamiento.

Cuando se dio apertura al Concilio Vaticano II, Alceu Amoroso Lima era miembro de la delegación de Brasil, y ahí pudo encontrarse con otros pensa­dores cristianos.

En 1967 el Papa Pablo VI lo nombró miembro de la Comisión Pontificia de Justicia y Paz, de la Santa Sede, honor que regocijó a ese líder latinoame­ricano. En 1969 recibió el premio María Moors Cabot ,por sus obras literarias y sus grandes aportes al pensamiento humanista.

Entre sus libros más importantes están: El Hombre Moderno y el Hombre Eterno, El Problema de la Burguesía, Mitos de Nuestros Tiempos, Introduc­ción a la Sociología, Filosofía del Trabajo y Las Edades del Hombre.

El pensador, humanista, escritor, filósofo, periodista y político falleció en Petrópolis (Brasil) en agosto de 1983.