La poesía hecha canción

0
79

 

La poesía hecha canción

 

Voy a prender tu cariñito

Como cocuyo en el mar

Y voy a hacerte un traje e novia

Con hojas del platanal.

“A pedir su mano”,

                                    Juan Luis Guerra

Cuando escucho cancio­nes como las de Juan Luis Guerra y otros tantos cantautores pienso en las grandes inspiraciones que ellos han tenido con corazones rebosados de hermosos sentimientos que les llevan a escribir de esta manera y claro, en­tiendo que la forma de escri­bir canciones cambian junto a las nuevas generaciones, sin embargo, creo que el buen gusto al escribir, la delica­deza de las palabras dirigidas a la mujer, el romance, el despecho y hasta el desamor debe estar presente en las canciones sin importar la ge­neración que las escriba. Es cuestión de hacer un balance entre los buenos principios y la lectura e investigación.

Si buscamos el concepto de poesía encontraremos que es una composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra, en especial aquella que está sujeta a la medida y cadencia del ver­so. Tomando como referencia este concepto dado por Google empezamos a refle­xionar: expresa belleza por medio de la palabra. “Si estar contigo es perderme, ojalá nadie me encuentre en este paraíso que vivo justamente cuando estoy contigo, yo soy feliz con lo que tú me das…” Wason Brasoban. Men­cio­no este fragmento de una de las canciones de este cantautor dominicano, actualmente muy popular, porque tengo la convicción de que sí es posible escribir con expresiones que enaltezcan el buen uso de la palabra. Como este hay muchos ejemplos que si co­mienzo a citar faltarían páginas, porque buenas canciones hay un montón.

Leyendo un documento sobre la música encontré esta frase “La música despierta en nosotros emociones variadas, pero no las más terribles, tales como horror, miedo, ira, etc., sino más bien los sentimientos más cálidos, como dulzura y amor, que se transforman en devoción. […] Po­siblemente estos sentimientos confusos y poderosos hagan surgir el sentimiento de lo sublime”. Charles Darwin, autor de El origen de las es­pecies. Estoy en total acuerdo con Darwin, siempre y cuando lo que se escuche esté im­pregnado de esos sentimientos que él expresa. Pero ¿qué sucede cuando lo que escu­chamos en vez de alegrar nuestro ángel despierte los demonios? La palabra desde el ámbito de la poesía ad­quie­re una musicalidad propia, creando así la eficaz comunicación del ser aún más abs­traído.

Definitivamente que sí, hay muchas canciones que reflejan esa poesía, despiertan buenos sentimientos, ha­lagan a la mujer realzando sus virtudes, pero no solo ha­blan de amor, son muchos los temas que tratan sin necesidad de caer en lo vulgar o vejatorio.

Entiendo que definitivamente los cantautores que plasman en sus canciones la poesía son personas que leen, escudriñan, investigan, por­que además de tener el senti­miento tienen el conocimiento haciendo el balance perfecto para dar como resultado esas bellas canciones que agradan al oído y hasta en momentos nos hacen sentir identificados.

Felicito a todos los artistas que hacen de este arte mara­villoso un emblema que perdura en el tiempo, que trasciende, que deja un legado. Ojalá y las generaciones actuales y futuras continúen en esa misma línea tomando el ejemplo de quienes han hecho de la poesía una canción.