La basura: Problemáticas, perspectivas y soluciones

0
61

 

¿Pero qué es la basura?

 

De acuerdo al diccionario de términos ecológicos, la basura es el conjunto de resi­duos generados en los hogares de los seres humanos; a esto hay que agregar los resi­duos de origen agrícola, industriales y del comercio, que a menudo supera la producida en los hogares.

La basura de origen in­dustrial es la más compleja y nociva, pues está cargada de residuos químicos de alta peligrosidad y que contaminan los ríos, lagos y océa­nos, acabando con la vida.

Para que tengamos una idea del volumen de la basu­ra que genera la humanidad, queremos poner de ejemplo  a los Estados Unidos de Norteamérica, que es uno de los países que más basura genera, al tener un promedio de dos kilos por habitante, sumando a estos los desper­dicios comerciales, agrícolas e industriales, por lo que la producción de basura supera los 6 mil millones de kilos diarios.

 

 

El mapa mundial de la generación de basura:

 

El mundo no genera ba­sura de manera estandarizada por persona y por país. A medida que crecen las acti­vidades humanas, más basu­ra se genera. Los países con elevados estándares de desa­rrollo son los que más basu­ra producen y es lógico que así sea pues tienen más acceso a bienes y servicios.

El Banco Mundial ha rea­lizado estudios para medir los niveles de generación de basura en el mundo. Estos estudios son los más actuali­zados y los que tienen auto­ridad para ser tomados como referente.

En un informe que se denominó “What a waste” señala que entre el 2010 y el 2025, los niveles de genera­ción de basura que sacamos de los hogares, pasarán en este período de 3,500 millo­nes de toneladas métricas a 6,000 millones.

Pero si bien la mayor ge­neración de basura se ubica en los Estados Unidos y Europa Occidental, que llegan a generar hasta 2 kilos de basura por persona por día; en los países promedios de otras latitudes de media­no desarrollo, este average se ubica en los 1,000 gramos ósea un kilo y en los países pobres puede reducirse hasta la mitad.

 

¿Que hacemos con la basura que genera el mundo?:

 

El mismo estudio del Banco Mundial indica que para los próximos 25 años la producción de basura crecerá en un 70% respecto al nivel actual.

La basura es un gran pro­blema para la humanidad y es que no toda se elimina; ni se transforma o recicla y un alto porcentaje permanece acumulado en forma creciente en el suelo.

Ni siquiera los países de­sarrollados occidentales pueden eliminar el 100% de la basura que generan; el re­ciclaje es la herramienta más efectiva, sin embargo ni la terc­era parte de la basura de los países ricos se elimina por esta vía. El reciclaje es una gran industria que mue­ve billones de dólares al año solo en los Estados Unidos, pero es lo que menos se practica en el mundo.

Aún en un país con tanto nivel de desarrollo y organización como es USA, el nivel de reciclaje solo alcanza alrededor de un 25% de la basura que genera; más de un 60% va directamente a los rellenos sanitarios y aún en ese país más del 15% de la basura es incinerada, ge­nerando secuencias de con­taminación por liberación de gases tóxicos.

 

La basura como

oportunidad económica:

 

La basura además de ser un fuerte problema para el mundo, es también una gran oportunidad de negocios.

En los países donde hay política de reciclaje, la basu­ra tiene un gran valor, y es que la basura está compuesta por diferentes tipos de ma­teria sólida, plástico, papel, materia orgánica, hierro, aluminio, vidrio, neumáticos, etc. que constituyen ma­teria prima básica en la in­dustria y el caso de la materia orgánica, que comúnmente es utilizado para el uso de la agricultura.

En los rellenos sanitarios es común el aprovechamiento de los gases metano y de otros tipos que generan los mismos en grandes cantida­des y que se usan para la generación de energía.

Como vemos, si se utili­zan programas tendentes al aprovechamiento de la basu­ra, esta dejaría de ser un pro­blema y pasaría a constituir­se en fuente generadora de riquezas. Así lo hacen en los países desarrollados.

En los países tercermun­distas o en desarrollo como preferimos llamarlos hoy, la basura sigue siendo un gran problema, pues no conocemos la cultura del reciclaje y ésta solo sirve como fuente de contaminación, sobre todo en las zonas de hacina­miento humano, como son nuestros barrios, donde los servicios de recogida de ba­sura son escasos y donde la población no ha sido educada para crear una cultura nueva en torno a la basura.

 

La basura en República Dominicana:

 

La dirección técnica del Consejo Regional de Desa­rrollo, Inc. (CRD), ve con mucha preocupación el ma­nejo que dan los gobiernos locales a este problema, la inmensa mayoría de la ba­sura que generamos, no se elimina sino que simplemen­te se cambia de lugar.

Somos un gran generador de basura, pues con 10 mi­llones de habitantes, una po­blación migrante residente que supera el millón de personas y una población flo­tante de turistas en permanente crecimiento, somos uno de los países del Caribe insular con más capacidad para generar basura.

Si a esto sumamos, la escasa educación de la ciudadanía para manejar racio­nalmente la basura que ge­nera y la muy limitada capa­cidad de los Ayuntamientos para retirar cabalmente la misma, unido a no existe una política municipal que ga­rantice vertederos apropiados que sean verdaderos Re­llenos Sanitarios, los mismos hacen que la situación de la basura en el país sea un verdadero drama, trasegada a vertederos improvisados a cielo abierto y esto se repite en los más de 155 munici­pios y 228 distritos municipales.

La producción diaria de basura del país va en aumento a medida que crecen las actividades comerciales, in­dustriales y agrícolas, pero no existen planes ni siquiera a mediano y largo plazo tendentes a solucionar el pro­blema.

Según apunta Domingo Contreras, experto en materia de desechos sólidos y asesor de esta materia en el Ministerio de Medio Am­biente, el país ya está exportando basura por un monto que supera los US$23 mi­llones de dólares al año, con a penas un nivel de reciclaje de un 7% de la basura que generamos.

En tal sentido, el CRD por medio de su dirección técnica, asume que si el Estado dominicano junto al sector empresarial y los go­biernos locales, se empode­raran y crearan los mecanismos para reciclar siquiera el 50% de la basura que gene­ramos y que esto se realice de forma gradual en un plan decenal, llevado con verda­dera voluntad política, el país no solo resolvería el problema tan fuerte de la disposición final de la basu­ra y la gran contaminación que genera, sino que dispondría de los recursos necesa­rios para que los ayunta­mientos puedan disponer de medios económicos suficientes para financiar una recogida cabal y eficiente de los desechos sólidos, gene­rando así decenas de miles de empleos directos en todo el país.

 

Una propuesta para la solución del problema:

 

El Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), plantea que los Ministerios de Medio Ambiente, Salud Pública, Agricultura (Por los desechos agrícolas) e Indus­tria y Comercio junto a FE­DOMU como entidad que aglutina los gobiernos loca­les y la Liga Municipal Do­mi­nicana, deben abocarse a diseñar un Plan Integral de Recogida, Disposición y Aprovechamiento de la Ba­sura, el cual debe incluir la creación de empresas recicladoras mixtas por regio­nes.

Asume que este plan debe incluir un Proyecto Nacional con Plantas de Re­ciclajes Regionales, a fin de  aprovechar la basura como fuente de riqueza, lo cual entiende que sería una magnifica salida para educar a la población mediante la ac­ción, pues los ciudadanos veríamos la basura no como un problema, sino como op­ción de negocio.

Propone a tal respecto, aprovechar al Banco Mun­dial, que no solo dispone de los estudios más acabados en torno a la problemática de la basura a nivel global, sino que también, podría ser un excelente asesor, además, seria un canal efectivo para el financiamiento de este proyecto, con un préstamo a 20 años con una tasa que no excedería el 2% anual, que se pagaría con creces con la exportación de los productos reciclados que generarían beneficios netos al país por no menos de US$500 millo­nes de dólares por año, suficiente para pagar dicho financiamiento y dejar beneficios a sus dueños (Ayun­tamientos y sector privado).

Para el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), las alternativas que propone, la estima ejecutable me­diante una mínima voluntad hacia lo interno de los órga­nos de los gobiernos locales, del gobierno central y de nuestros partidos políticos, además, a través de la con­cientización y la unión de esfuerzos de todos los secto­res y actores sociales, a fin de que la basura tenga una correcta solución en su alto incremento, sus problemas y su adecuado aprovecha­mien­to para las presentes y futuras generaciones.