Jornada Mundial del Enfermo

0
100

Con motivo de la Jornada Mun­dial del Enfermo, el Papa Francisco ha enviado un mensaje a todos los enfermos del mundo, a sus familia­res y a quienes los atienden. Parte de este mensaje del Papa Francisco dice:

En ocasión de la XXVII Jornada Mundial del Enfermo, que se celebrará el 11 de febrero, 2019, la Iglesia, como Madre de todos sus hijos, sobre todo los enfermos, re­cuerda que los gestos gratuitos de donación, como los del Buen Sama­ritano, son la vía más creíble para la evangelización. El cuidado de los enfermos requiere profesionalidad y ternura, expresiones de gratuidad, inmediatas y sencillas como la caricia, a través de las cuales se consigue que la otra persona se sienta “querida”.

Los encuentros de oración, la liturgia eucarística, la unción de los enfermos y la convivencia con los enfermos, darán una   aportación e importancia a ese servicio. En esta celebra­ción de la Jornada Mundial del En­fermo, la Iglesia en general expresa y se siente cercana a todos ustedes, hermanos y hermanas, que viven la experiencia del sufrimiento, y a sus fami­liares, así como nuestro agradeci­miento a todos los que, según sus distintas ocupaciones y en todos los centros de salud repartidos por todo el país, trabajan con competencia, res­ponsabilidad y dedicación para su alivio, su salud y su bienestar diario.

La Iglesia exhorta a todos los en­fermos, a las personas que sufren, a los médicos, enfermeras, familiares y voluntarios a que vean en la Vir­gen María, Salud de los enfermos, aquella que es para todos los seres humanos garante de la ternura del amor de Dios y modelo de abandono a su voluntad, y a que siempre en­cuentren en la fe, alimentada por la Palabra y los Sacramentos, la fuerza para amar a Dios y a los hermanos en la experiencia también de la enfermedad.

La mirada de la Virgen María Consoladora de los afligidos, ilumina el rostro de nuestra Madre Iglesia en su compromiso diario a favor de los necesitados y los que sufren.

Que la gracia y el amor de Dios los acompañe siempre.