Influencers

0
157

REALIDADES Y EXTRACTOS

José Jordi Veras Rodríguez

Hace poco tiempo pudimos ser testigos de cómo el uso de las redes sociales; el tema de la fuerza que pueda tener o no alguien que les saca el mejor provecho y otros que no tienen idea de su verdadero alcance y poder.  Al caso específico que nos referimos fue al desorden creado por un DJ, de los que mezclan música, al ha­cer un llamado a los residentes en San Francisco de Macorís, para que lo siguie­ran mientras colocaba su mezcla musical. 

Y tal como lo predijo el mismo, fue capaz de movilizar cientos de personas en altas horas de la noche, violando todos los protocolos sanitarios y un día antes de que iniciara la desescalada planteada por el Gobierno.  Toda una irresponsabilidad.

Podemos ver personas que por la cantidad de se­guidores que tienen, olvidan el poder en sus manos que tienen. Que pueden ser buenos influyentes en la sin razón de otras personas o en la toma de conciencia de ellas.  Todo va a depender de la conciencia tenga quien ma­neja la cuenta.

Todo esto lo que nos llama a reflexionar es que tanto estuvo fuera de lugar; desacertado y sin sentido, el llamado hecho por este in­fluencer, el DJ Adoni. Como también estuvo errada e irresponsable, la de tantas personas dar seguimiento a otro, simplemente porque se les hizo un llamado por re­des sociales, como si fue­ran borregos, y sin pararse a pensar todas las reglas y normas violadas y el sentido común, dejado de lado.

Las redes, influencers, son como los medios de co­municación y los comunicadores; son herramientas que pueden ser utilizados para lo correcto o para destruir y llevar el caos. Deben ser utilizados con la misma riguro­sidad y llamado de respon­sabilidad y cuidado, porque se tiene en sus manos, o un arma, para destruir o un mo­do de influenciar de forma positiva para el crecimiento de los demás o para su in­formación y educación adecuada.

Sin que entremos ahora, en la cantidad de personas, que han sido capaces de arriesgar la vida, tan solo  porque requieren como ob­sesión, subir los seguidores que tienen en sus páginas, y han puesto en peligro sus vidas para solo tomarse una foto o video. 

Cuidado si somos nosotros los que utilizamos estas ventanas en forma no correcta, o ellas nos utilizan a nosotros.