IMPLICACIONES Y REPERCUSIONES INTERNACIONALES DE LA CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS DOMINICANOS, ENERO 1960

0
84

Por: Reynaldo R. Espinal

[email protected]

Cuarta parte

Como ya se indicara en la entrega anterior, a raíz de la publicación de la Carta Pastoral de enero de 1960 y el destacado papel jugado por el Nuncio Zanini junto a los obispos dominicanos en la preparación y difusión de la misma, se acrecentó el interés del Departamento de Estado de los Estados Unidos en el papel de la iglesia en aquellos decisivos momentos que se vivían en el país , por lo que, conforme lo relevara su Memorándum Confidencial de principios de marzo de 1960, citado por Vega,  a través de la Delegación de la Santa Sede en Washington, se propusieron consultar su parecer  a través de un conjunto de preguntas, a saber:

1.- ¿Considera el Vaticano que la posición de la Iglesia con relación a derechos humanos debilita la posición del gobierno dominicano ,con relación a su oposición doméstica?

2.- Si este es el caso, ¿cree entonces el Vaticano que el fin del régimen de Trujillo está a la vista? De ser así, ¿se debe esto a que Trujillo no ha podido proveer su sucesor?

3.- ¿Tiene el Vaticano algún juicio sobre si un régimen moderado podrá asumir el poder, después de la caída de Trujillo?

4.- Si no piensa que ésta es una posibilidad, ¿qué prevé el Vaticano como probable alternativa?:

a.- ¿Una Junta Militar con una participación civil; b. un gobierno “aliado” a Castro; c. un régimen de tipo comunista?

5.- A la luz del nivel de penetración comunista en el gobierno de Castro, ¿cómo evalúa el Vaticano la probabilidad de la expansión de ese tipo de gobierno a otros países, y cómo vería a un gobierno aliado con Castro en la República Dominicana?.

Cuando estén disponibles para el investigador los documentos de ese periodo en el Archivo Vaticano, es probable que pueda verificarse si la Secretaría de Estado Vaticano dio respuesta a tan complejo cuestionario.

No obstante, el mismo reafirma el peso específico que la diplomacia norteamericana otorgó a la Iglesia como actor significativo en los días finales de la dictadura, luego de la Carta Pastoral y la competente actuación diplomática de Zanini.

El periódico The New York Times informa sobre la Carta Pastoral.

En su edición del 3 de febrero de 1960 el periódico The New York Times daba cuenta en sus páginas de la Carta Pastoral, revelando que de forma encubierta había recibido una copia.

A tenor de la documentación diplomática desclasifica publicada por el historiador Bernardo Vega, cabe colegir que fue el destacado diplomático y humanista puertorriqueño Don Arturo Morales Carrión, a la sazón Subsecretario de Estado de Puerto Rico, quien le suministró al New York Times el ejemplar en el cual se basaron para la referida publicación.

Morales Carrión, conforme consigna Vega, sostuvo una reunión el 10 de febrero de 1960 con Richard Rubottom, Secretario de Estado Asistente para Asuntos Latinoamericanos. Entre las consideraciones vertidas por Don Arturo respecto a la situación de la República Dominicana, expresó que “hoy en día era mucho más seria que en cualquier otra época y que existía un fuerte sentimiento de que esta vez el régimen de Trujillo ciertamente estaba por terminar”.

Expresó, además, que “la Carta Pastoral de los Obispos había tenido un efecto tremendo en el pueblo dominicano y que ahora éste estaba expresando abiertamente su crítica hacia el gobierno de Trujillo.

Dijo que, a través de sus conexiones privadas, y quería que esto se mantuviese estrictamente confidencial, había recibido una de las cuatro copias originales de la Carta Pastoral, la cual le había sido enviada con la intención de que sirviese para informar a la prensa del mundo sobre el contenido de la carta”.

Continuará