IMPLICACIONES Y REPERCUSIONES INTERNACIONALES DE LA CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS DOMINICANOS, ENERO 1960.

0
163

Por: Reynaldo R. Espinal

Tercera  parte

El día 8 de febrero de 1960, tres días después de recibir las recomendaciones del Embajador Drier, el Subsecretario Merchant se dispuso a visitar al Delegado Apostólico de la Santa Sede en Washington, Arzobispo Eligio Vagnozzi, visita de la cual se levantó el siguiente Memorándum citado por Vega:

“El  Sr. Merchant visitó, a solicitud suya, al Delegado Apostólico. Después de un intercambio de amenidades, que ésta era la primera visita del Sr. Merchant al delegado, el Sr. Merchant dijo que quería que el Delegado Apostólico supiese de nuestra admiración por el buen trabajo que el Nuncio Papal en la República Dominicana estaba haciendo a favor de la humanidad y los derechos humanos. Dijo que el Nuncio Papal y nuestra Embajada en Ciudad Trujillo estaban trabajando, de forma muy cercana, con relación a los acontecimientos dominicanos.

También creíamos que la Carta Pastoral del 31 de enero había sido un muy buen documento.

El Sr. Merchant dijo que veíamos la situación en la República Dominicana con preocupación porque Trujillo había puesto en la cárcel a un gran número de elementos moderados. Era dentro de este elemento liberal y moderado que esperábamos que saldría un sucesor de Trujillo. Si este elemento fue eliminado y Trujillo desaparecía del escenario, era posible que surgiera una solución tipo Castro.

En respuesta a una pregunta del Delegado Apostólico, el Sr. Merchant dijo que era nuestra estimación que la posición de Trujillo se había debilitado. El Delegado Apostólico dijo que pensaba que la Carta Pastoral había sido bien  escrita y mencionó que el Arzobispo había sido en algún momento, un muy buen amigo de Trujillo.

Consecuentemente, era significativo que el nombre del Arzobispo encabezaba la lista de aquellos que firmaron la Carta Pastoral. El Sr. Merchant dijo que nuestro Embajador en la República Dominicana, quien ahora está en Estados Unidos, retornaría próximamente a Ciudad Trujillo y estaba seguro de que él y el Nuncio Apostólico continuarían trabajando en forma cercana.

El Delegado Apostólico preguntó si había algo específico que quisiera que hiciese con relación al asunto. El Sr. Merchant contestó en forma negativa y dijo que simplemente quería que el Delegado Apostólico supiese sobre nuestra admiración por la forma en que Zanini, el Nuncio Apostólico, había actuado”.

Como se advierte, para la diplomacia norteamericana a su más alto nivel, era de suma importancia recalcar a la Santa Sede su admiración por el trabajo del Nuncio Apostólico, reacción que cabe interpretar como resultado de la Carta Pastoral que este impulsara, pero ante todo, cabría interpretar tanto despliegue de cortesía, como una especie de enmienda diplomática, ya que previo a la Carta Pastoral el Embajador Farland, instruido por el Departamento de Estado, no había correspondido a la invitación del Nuncio para que junto al Embajador de Francia, procuraran obtener de Trujillo un gesto de clemencia a favor de la juventud perseguida.

A partir del efectivo impacto de la Carta Pastoral, es evidente que los Estados Unidos miraron de forma diferente el papel del Nuncio Zanini y la intervención de la Iglesia dominicana contra los desmanes de la tiranía y más aún, tomaron conciencia de que su actuación en aquellos momentos decisivos, no era ni mucho menos una acción sólo inspirada localmente, sino que la misma se inscribía en los lineamientos de la diplomacia pontificia liderada por el Papa Juan XXIII marcada por una nueva y amplia mirada hacia los problemas del mundo, y especialmente a la compleja situación latinoamericana.

La nueva actitud de la diplomacia norteamericana ante el liderazgo asumido por la Iglesia y el Nuncio Zanini después de la Carta Pastoral en defensa de los derechos humanos , se hizo manifiesto, además, en el hecho de que, a principio de marzo de 1960, un memorándum confidencial del Departamento de Estado sugería la importancia de consultar directamente al Vaticano sobre varios puntos que, formulados bajo modalidad de pregunta, entendía de relevancia política en las complejas circunstancias de entonces, a saber:

Continuará