Foucauld, “el Hermano Universal” Beato Carlos de Foucauld Pronto Santo

0
123

Las noticias del Vaticano nos sorprendieron el 27 de mayo pasado con la gozosa información, hace años esperada, de que el Papa Francisco, el día anterior, 26 de mayo, había reconocido el milagro atri­buido al Beato Carlos de Foucauld, necesario para dar paso a su canoniza­ción, y había firmado el decreto que permitirá dicha canoniza­ción “del sacerdote y misionero francés Beato Carlos de Foucauld, nacido el 15 de septiembre de 1858 en Estrasburgo, Fran­cia, y asesinado en Argelia, el 1º de diciembre de 1916”.

 

De esta manera la Iglesia oficia­liza el estilo de santidad de este seguidor de Jesús que abandonó las riquezas, honores y familia en Francia, para encarnarse entre los más pobres por él conocidos en Argelia y en el corazón del desierto del Sahara. Allí imitará a Jesús en su vida oculta de Nazaret y colaborará en la misión evangelizadora con su bondad, amistad y fraterni­dad entre los más pobres, no predicando con la palabra sino siendo con su testimonio palabra de Dios, señal visible de Jesús. Celebrando diariamente la Eucaristía, dedicando largas horas de día y de noche a la adoración, trabajando con sus manos, promoviendo, defendiendo y asistiendo a los Tuareg, acogiéndolos en su vivienda, siendo uno de ellos, permanente testigo de su “bienamado hermano y Señor Jesús”. Damos gracias al Padre por este regalo reconfortante en este momento de dolor por la pandemia de la covid-19.

Todos los que valoramos la luz brillante de Carlos de Foucauld nos alegramos con la Iglesia por este nuevo santo que la enriquece.

La fraternidad sacerdotal, seminarística y laical, Iesus Cáritas, está de júbilo. Invita a todos los hermanos y hermanas de la Iglesia en República Dominicana a unirnos en la alegría y gratitud por la canoni­zación, probablemente a final de este año, del nuevo Santo Carlos de Foucauld.