Fomentando la autonomía infantil

0
167

“No se le puede en­señar nada a un hombre; sólo ayudarle a encontrar la respuesta dentro de sí mismo.”

Galileo Galilei

 

La autonomía infantil es la capacidad que tiene el niño de realizar por sí mismo tareas y actividades propias de su edad y su entorno socio cultural.

Un niño con poca autonomía tiende a ser dependiente, requerir  ayuda frecuente y tener  poca iniciativa. Pudien­do tener problemas de aprendizaje y en sus re­laciones interpersona­les.

El aprendizaje de la autonomía depende del ritmo madurativo del niño, pues no todos los niños se van desarro­llando de la misma ma­nera ni al mismo ritmo y la educación recibida de sus padres, ya que es el factor más importante y un componente que se puede controlar.

 

Sugerencias para  fomentar la autonomía infantil:

 

Evitar acelerar el ritmo del niño queriendo que lo haga todo “él solito” lo más pronto posible. Es incorrecto  exigir al niño realizar tareas para las cuales no tiene el grado de ma­durez requerido.

No realice todo por ellos, pues limita su in­dependencia, su aprendizaje y su capacidad de iniciativa.

Ser comunicativos hablándoles desde el respeto y la empatía, entrenándoles en el len­guaje verbal y gestual.

Ofreciéndoles segu­ridad a través de la aplicación de límites y normas.

Apoyar todos sus lo­gros. El niño debe sentir el apoyo y el inte­rés de los adultos de su entor­no, a medida que van evolucionando sus ca­pa­cidades y va reali­zan­do con éxito tareas de forma indepen­diente.

Valorar su esfuerzo. Cuando cometa errores, enseñarles a manejar la frustración y a identifi­car sus debilidades, considerando sus fallos como un medio para aprender.

Ofrecerles la oportunidad de practicar lo que aprenden. Ir dándole tareas sencillas de la vida diaria que el niño pueda realizar solo, recordándoles  los pasos que tiene que dar e ir disminuyendo esta ayuda a medida que el niño no la necesite.

Conseguir que el niño tenga autonomía es un proceso en donde los padres deben ser un apoyo y una guía, para que los niños se sientan  seguros y aprendan a tomar decisiones.