Amalia Hernández y Salvador Jiménez están muy felices por llegar a 27 años de casados. Se conocieron en el 1990 y en el 1995 contrajeron matrimonio. Fruto de su amor nacieron sus hijas Fátima y Sarah.

Amalia  trabaja en la Iglesia Corazón de Jesús, Moca y es coordinadora de las pequeñas comunidades. Además es presidenta de un Presídium de la Legión de María.

Salvador se dedica a la venta de huevos. Es animador de Asamblea y sirve en la parroquia San Francisco de Sales.

Consideran que el matrimonio es muy hermoso, aunque hay momentos difíciles si el Señor está presente en el hogar los problemas tienen solución.

Dan gracias a Dios por su hija Fátima Jimenez, casada con Adrián López quienes celebraron su primer año de casados y piden a Dios que el amor que se juraron permanezca para siempre.

Adrián pertenece a la comunidad Avemariana. Se dedica a la informática. Trabaja independiente y estudia ingeniería en sistemas. 

Fátima trabaja como maestra en una guardería. También imparte clases particulares de inglés. Ella pertenece a los cooperadores avemarianos y es lectora en la capilla María Auxiliadora.