Por:Isabel Valerio Lora,MSc.           Email:[email protected]

“Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones”. Sócrates.

Las vacaciones son un momento anhelado por todos. Diversos estudios han demostrado que el  descanso planificado aporta a nuestra salud bienestar mental, emocional y físico, sin embargo, podemos cometer ciertos errores que no nos ayudan a obtener el efecto reparador y de desconexión.

Errores comunes relacionados a las vacaciones:

-Querer seguir conectado con el trabajo:

Según explica Jessica Ortega-Barón, investigadora del grupo de ciberpsicología de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), es imprescindible desconectar para volver al trabajo con más fuerza y no tener una “continua” sensación de cansancio. Para ello, ha considerado llevarse a las vacaciones el ordenador portátil o el teléfono de empresa y ha desaconsejado hacer planes de ocio que incluyan el uso de las tecnologías.

-Vacacionar en base a experiencias ajenas:

 En ocasiones creemos que ir a determinados lugares porque lo hacen nuestros conocidos, nos hará sentir bien. Cosa que no siempre pasa. Para planificar de manera correcta nuestras vacaciones debemos preguntarnos qué nos hace sentir bien y actuar desde nuestra propia realidad, pues cuando hacemos un viaje es para disfrutarlo y no para decir que también hemos estado ahí.

Programar actividades en exceso:

 Cuando nuestro listado de cosas que hacer o visitar es muy grande, debemos tomar en consideración que  más cantidad no equivale a más calidad, ya que saturar el tiempo disponible puede producir aún más estrés.

-Descuidar el sueño:

En vacaciones solemos acostarnos más tarde para aprovechar el tiempo. Eso puede ocasionar que nuestro ritmo de sueño se altere, por lo que debemos considerar que uno de los objetivos de estar de vacaciones es dormir más y mejor, para así descansar.

-Olvidar nuestra  economía:

En el periodo de vacaciones debemos hacer buen uso de nuestra inteligencia financiera para evitar todo exceso, que puede repercutir directamente en nuestra economía familiar. No porque estén financiando a varios pagos podemos asumir ese compromiso sin un previo análisis.

Recuerda disfrutar tus vacaciones desconectado de las redes sociales, sin estar pendiente   de compartir fotos o ubicaciones, sin buscar el encuadre perfecto o el mayor número de likes”.