En memoria del Presidente Tabaré Vázquez Un presidente a favor de la vida

0
128

Murió el pasado domingo el expresidente de Uruguay Tabaré Vázquez. Era médico oncólogo, y lo que son las ironías de la vida, murió de lo que combatió: cáncer, al igual que gran parte de su familia. La prensa internacional desplegó esta noticia, en especial la agencia noticiosa EFE, destacando toda su trayectoria política, donde hablaba de lo exitosa que fue su carrera presidencial de dos períodos al mando del hermano país de Uruguay, pero resulta sorprendente, que la agencia o a quien le correspondió escribir, diga que la única sombra de su mandato o de su carrera po­lítica y presidencial fuese ha­berle puesto un veto a la des­penalización del aborto que se hizo en el Congreso uru­guayo en su momento.

En aquella ocasión un servidor escribió un artículo destacando la valentía de Ta­baré Vázquez en aquel en­tonces, decía: “El presiden­te Vázquez es de un partido de izquierda, es socia­lista, pero también es médico-oncólogo, y se define co­mo católico; al preguntár­sele qué le llevó a vetar la ley, se limitó a hablar a partir de sus conocimientos en medicina, donde él es abanderado de que hay vida a partir de la gesta­ción del ser humano, muy en conformidad con los criterios morales que la Igle­sia sostiene a la hora de de­fender la vida y condenar la aplicación de leyes que lo despenalizan, en cualquier etapa del comienzo de la vida misma.”

Lo de la agencia noticiosa en cierta forma no nos debe de sorprender, aunque no es justo, según las convicciones de quien escribió la noticia que al parecer son pro aborto, pero eso no debe de llevarle a ser carente de objetividad a la hora de juzgarle, aunque aquella vez que es­cribí decía que algo así le so­brevendría; dije lo siguiente: “Habrán muchos que criticarán el gesto valiente del Presidente, lo tildarán de retrógrado, atrasado y has­ta lo presionarán por me­dio del chantaje político si él quiere aprobar nuevas leyes provenientes de su persona, pero su valentía al tomar la decisión seguro le acompañará para seguir llevando los destinos de la nación por Dios a él enco­mendada, no en vano el Uruguay aparece como uno de los países con un índice económico bastante favorable dentro de las economías de América y del mundo”.

La cuestión es que lamentablemente hoy tenemos unos medios poco objetivos. Tienen su forma propia de pensar, y es su derecho, pero quieren aplicarlo a todos y desean que muchos hombres públicos de nuestro entorno piensen igual a ellos, y así no. Se comete injusticia al decir que vetar unas leyes pro aborto es sombra para un hombre de la talla que fue Tabaré Vázquez, por lo gran­de de su gestión presidencial, que cuando dejó el poder por primera vez tenía una tasa de aceptación de un 80%, que a la postre fue lo que hizo que años más tarde volviera a la presidencia. Su gesto valien­te de polí­tico que no traicio­nó sus convicciones profundas en aras del populismo y de la demagogia, quedará co­mo estandarte para muchos que están inmersos en estas ta­reas.

Ojalá que en nuestro en­torno, el actual presidente, que en ocasiones ha hablado de su formación y fe católica, y de sus convicciones pro vida, sea como este hombre insigne, cuando llegado el momento de nuevo en el país se presente la petición de la despenalización del aborto en sus tres causales.

Que el Señor le dé a Ta­baré Vázquez el descanso eterno, el premio de los justos, y que su testimonio de político coherente con lo que creía sea luz en América y en el mundo entero, ya que su postura a favor de la vida no es sombra, como algunos quieren presentar.