Padre Wilfredo Martínez

A lo largo del año cuatro estaciones climáticas (el invierno, la primavera, el verano y el otoño) marcan el ritmo de vida de la naturaleza y de los seres humanos. Los diferentes niveles de temperatura y la reacción de los diversos ecosistemas nos han obligado a adaptarnos y a desarrollar recursos y tecnologías que nos permitan una mayor viabilidad del desenvolvimiento humano. No obstante, debemos reconocer que no siempre hemos sabido combinar la preservación de los recursos naturales con el desarrollo tecnológico.

Sin duda alguna, el verano tiene como principal característica la elevación de la temperatura; en el calendario está indicado que inicia el 21 de junio y finaliza el 23 de septiembre. Es el tiempo en el que muchas personas, sobre todo de cierto nivel económico, salen de vacaciones a lugares más placenteros. Es la época en la que se suelen pausar los estudios académicos sistemáticos. En este sentido, muchos padres y madres de familia sienten que este período les genera un problema logístico y económico, pues, no saben qué hacer ante la presencia de sus hijos y no saben con quién dejarlos, debido a que ambos o quien está al frente está laborando.

A continuación, sugerimos las siguientes acciones que se podrían implementar en esta época con un bajo presupuesto: artes manuales dentro de la casa, encuentros familiares informales y formales (Vgr., películas, concurso de baile, juegos sedentarios (Vgr., dinámicas de grupo que aparecen en internet, karaoke, dibujar, juegos electrónicos, ajedrez, paché deportivo, tapitas, etc. ) juegos de campo  (Vgr., el béisbol, voleibol, fútbol, tenis de cancha, búsqueda del tesoro, concurso de saltar la soga, el juego del pañuelo, carrera de sacos o de huevos, escondite, volar chichiguas o cometas,  etc.), paseos a río o playa, convivencias religiosas, día de campo, visitas a familiares , a parques acuáticos, museos, zoológicos, jardines botánicos, etc.

Otras posibilidades, son los diferentes tipos de campamentos que preparan diversas organizaciones culturales, clubes y la Iglesia.

1- Campamento ecológico

2- Campamento multiaventura

3- Campamento deportivo

4- Campamento musicales

5- Campamento de ciencia y tecnología

6- Campamento de idiomas

7- Campamento urbano (juegos y dinámicas)

8- Campamento culturales

El verano es una gran oportunidad para implementar actividades personales, familiares y comunitarias que favorezcan la creatividad y la sociabilidad con otras personas adecuadas. Todo ello nos proporcionará un aprendizaje valiosísimo para el desenvolvimiento futuro. Claro, todo dependerá de la disposición que tengamos para involucrarnos en estas actividades. Hay quienes piensan que todo aprendizaje es aburrido; no tiene que ser así, si se busca la forma o el método adecuado, tomando en cuenta: público al que va dirigido, contenido que se desea ofrecer, recursos (económico, lugar, materiales, personas, dinámicas), organización, y criterios (participación, variedad, novedad, entretenimiento, etc.), resultará efectivo y atractivo.

Aprovechemos la ocasión que nos brinda el verano.

Algunas canciones que nos hacen pensar en el verano o en las vacaciones:

La playa, La Oreja de Van Gogh (2000)

Un velero llamado libertad, José Luis Perales (1979)

Mediterráneo, Joan Manuel Serrat (1971)

Calor, Palito Ortega (1965)

María Isabel o la playa estaba desierta (1969), Los Payos.

Eva María se fue buscando el sol en la playa, Fórmula V (1973)

3 COMENTARIOS