El tamarindo

0
171

Diurético, nutritivo y refrescante

El tamarindo es un árbol muy conocido por su fruto, madera y hojas. A veces crece silvestre y en algunas ocasiones la gente lo cultiva.

Esta planta, cuyo nombre científico es Tamarindus indica, pertenece a la familia de las favaceas, (llamadas antes legumino­sas), donde es pariente de los frijoles, el maní, haba, lenteja, soja.

Su madera es muy dura­dera. Se usa para cons­truir viviendas, para hacer mangos de herra­mientas y carbón para la fabricación de pól­vora. La pulpa se em­plea en jugo por sus propiedades refrescantes.

El fruto es una vai­na que contiene varias semillas brillantes, en­vueltas en una masa conocida como pulpa. Además de sus beneficios para aplacar el calor, contiene ácidos orgánicos libres, vitamina B5, sales mine­rales, azúcares y vitamina C.

Las hojas y flores de esta planta son usa­das en medicina fol­klórica, en infusión, para las personas que sufren de insomnio. También se toma la tizana de estas partes para calmar a los enfermos de los nervios.  Estos son usos populares de la planta, no comprobados con base científica.

 

Investigaciones

sobre el tamarindo

 

Las hojas son efectivas contra algunas infecciones.  Por ejemplo, preparadas en tintura – puestas en agua y alcohol etílico por 20 días-  destruyeron co­lo­nias de bacterias co­mo la Escherichia coli y Stafilococo aureus (Ross y colaboradores, l980).

La tintura de la pul­pa actuó contra hongos, Vibrión cólera, Pseudomona aeruginosa, Stafilococo albus y aureus, Salmenella tiphy, Bacillus subtilis (B. Weniger y L. Robi­neau en el Tramil 3).

El jugo del fruto ayuda a vaciar la vesí­cula biliar, razón por la que se puede recomendar en enfermedades en las que este importante órgano tenga va­ciado lento.

La pulpa contiene ácidos orgánicos libres (un 10% de ácido tar­tárico, cítrico y málico), contiene también vitamina B5 y C.

La pulpa de tama­rindo se presenta en masa pegajosa, húmeda, en la que se destacan fibras de color par­do amarillento fácilmente visibles, tiene sabor agrio, olor agra­dable a fruta. Es laxan­te y se usa con este fin en el tratamiento del estreñimiento en jugo o comida directamente.