El duelo migratorio

0
173

 

“Incluso la noche más oscura dará paso a la salida del Sol”. Víctor Hugo

 

La emigración es un proceso de cambios y pérdidas, en que el emigrante se traslada a un lugar distante por un tiempo prolongado, vive en otra cultura, hace actividades coti­dia­nas, que implican una variación de su desarrollo personal y que pone de manifiesto los mecanismos implicados en el proceso de duelo.

El duelo migratorio es un proceso de reorganización personal al que debe hacer frente el emigrante, que in­cluye dejar todo lo suyo, tratar de sobrevivir, adaptarse e integrarse a su nuevo am­biente.

El duelo migratorio es diferente en cada persona. Depende de las estrategias de adap­tación que utiliza cada quien, de las emocio­nes involucradas, de las características perso­nales, el país de destino, la red de apoyo que se tiene, la edad, entre otros

 

El duelo migratorio tiene características muy peculiares:

 

Es un duelo múltiple pues implica dejar familia, amigos, costumbres, nivel social, idioma, etc. Es un duelo parcial que contrario a las pérdidas por muerte, la pérdida no es irrever­sible. Emociones contradictorias, por un lado nostalgia y por otro expectativas refe­rentes a la nueva situación, hacen que el proceso sea confuso.

El duelo es recurrente pues se reactiva con cada llamada del país de origen o con cada referencia a la propia cultura.

El duelo migratorio implica estar entre dos países, dos culturas, dos grupos de perso­nas, dos plantea­mientos vitales, dos emociones en­frentadas, afrontando ganancias y pérdidas, los riesgos y beneficios que supo­ne la nueva situación poniendo a prueba nuestras capacidades de adaptación y prepa­ración psicológica pa­ra el cambio.

Brady (2009), en su libro Cómo superar su pérdida, hace recomenda­ciones que se pueden aplicar a los emigrantes:

1- El emigrante tie­ne que aceptar la realidad de su pérdida. Por difícil que sea, reco­nocer que tiene una nueva realidad, una nueva etapa, que trae ventajas y desventajas.

2- Debe experimentar su dolor, como precio a pagar por amar una familia, su tierra, sus costumbres y las tradiciones que deja.

3- Debe tratar de adaptarse a su nuevo ambiente, con esfuerzo y sa­crificio lo logra.

4- Debe reinvertir su energía de manera productiva y significativa.