El color del Guandul

0
92

 

Se levanta muy temprano, la noche ante­rior vino el camión de los cosecheros y ella recibió su cuota de sacos de la legumbre con la finalidad de desenvainar (desgranar) las mismas, por lo cual obtiene una paga por libra.

Mucha gente en los alrededores recibe su sustento de esta actividad. El guandul verde, de textura brillante y saludable, agrega contraste y frescura a los colores gastados del entorno donde viven.

Dependiendo del grado de madurez las vainas del guandul se abren con facilidad. Otras, aún nuevas, segregan una sustancia manchosa y exigen el uso de las uñas para abrirlas.

La paga no es buena para lo que exige trabajar duro hasta muy tarde para conseguir unos pesos con que obtener parte del sustento básico de la familia.

El proceso industrial de empaquetado en bolsitas con marca y cadena de distribución¨ le agrega valor, pero nunca tanto como aquel de una obra de mano que abre, cuida, clasi­fica y limpia los granos.

Quizás usted no sabía que tanta gente vive en nuestro país de desgranar guandul. Mientras los hombres sudan en los campos de arroz y en los sembrados de guineo en la región noroeste, las mujeres, entre otras cosas, desenvainan el guandul, susurran ­historias, disipan el tiempo y agregan color a su pobreza.