DOS GOBIERNOS

0
48

Por: José Jordi Veras Rodríguez

Cuando las actuales autoridades llegaron al poder hace casi dos años, con la consigna de que llevarían al poder un cambio, tenían que estar conscientes del nivel de expectativas que crearían.

Es cierto que existen medidas adoptadas y decisiones, que dan la apariencia que la intención ha sido buena y por ende sus resultados.  Sin embargo, por los casos cada vez mayor de personas que han sido nombradas en algún puesto o ministerio, terminan, o siendo destituidos o suspendidos, porque su comportamiento y conducta no se corresponden con el supuesto nuevo lineamiento que ha expresado el mandatario.

Daría la apariencia que existieran dos gobiernos o dos formas de accionar distintas, incluso desde el propio Congreso.  Es como si aún quedara resistencia para intentar que las cosas funcionen como deben ser.

Debemos tener la mente clara de que en nuestro país. Existen quienes piensan que lo correcto es solamente para cuando la ley y los procesos deben ser aplicados para los demás, pero no así cuando tienen que ser aplicados para nosotros mismos.  Asimismo, hay quienes llegan al poder o al cualquier estamento del Estado, creyendo o convencidos, que al estar nombrado o ejerciendo una función público, es lo más parecido a sacarse la lotería y que supone riqueza y bienestar social, y no solamente individual, sino que se entiende que también puedo entrar en el presupuesto a todo el clan familiar.

Ojalá que las buenas intenciones que se le perciben al actual mandatario, puedan ser mantenidas, aun a cuesta de quienes no puedan entender que debe existir una sola manera de actuar, o de formar parte de un gobierno o rendirle respeto a un Estado, y es a través del ejercicio, no solo capaz, sino pulcro; integro; responsable; y honesto.  ¿Podrá el primer mandatario, y sus colaboradores, mantener su promesa sobre cómo actuar y comportarse desde el poder?  Una respuesta que el tiempo irá respondiendo día a día y entonces sabremos cuántos son los que piensan que hay dos formas de gobernar, o dos gobiernos.

Correo: [email protected]