El Arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago, Monseñor Freddy Bretón, encabezó la procesión de Corpus Christi que partió del Cementerio de la 30 de Marzo hasta la

Catedral, porque en esta ocasión, cada parroquia de la Arquidiocesis celebró la festividad en su comunidad.

En su mensaje, Monseñor dijo que la sociedad actual “está resquebrajada” con los hechos de violencia y criminalidad que vemos a diario.

Indicó que para enfrentarla se necesita de la unión del pueblo, y no dejarlo solo a las autoridades. Que “en la familia haya una mejor educación y que desde el hogar se lograrían grandes cambios”, consideró.

“Le haría mucha falta a nuestro país vivir en comunión, en unidad, sería la gran lección de este día de hoy, la Eucaristía es un símbolo de fe para los creyentes.

Quien no es creyente no lo comprende”, dijo Freddy Bretón.