Coro Arquidiocesano de Santiago cumple 29 años llevando un canto de amor y esperanza

0
190

El pasado sábado 16 de febrero el Coro Arquidio­cesano de San­tiago ofreció un hermoso concierto con motivo de la celebración de su 29 aniversario de fundado. La Catedral de Santiago estaba llena. Los presentes disfrutaron de un re­cital de canciones llenas de esperanza. Los aplausos, como muestra gratitud, fue­ron las pala­bras del público para ex­pre­sarle al Coro lo bien que lo hicieron.

Monseñor Tomás Morel, Obispo Auxiliar de Santiago, ex­presó su alegría por esta actividad y dijo que a través del canto evangelizamos a los demás.

Con la canción Por amor, del maes­tro Rafael Solano, concluyó el concierto. En esta composición los presentes se unieron al Coro, formando una sola voz.

El Coro Arquidiocesano de Santiago es el primero en su género en el país y ha sido reconocido por su calidad y exquisita interpretación en los más variados y difíciles ­ritmos latinos, con incursiones en el jazz y otros ritmos modernos. Ha interpretado desde el canto polifónico a “Capella” hasta los más variados géneros musicales donde sobresalen ritmos autóctonos como son el merengue, el pambiche, la mangulina, crio­lla, sarambo, son y sus variantes, salsa, bolero y otros.

Está compuesto por cuatro voces: sopranos, contraltos, tenores y bajos, acompañado por el maestro Samuel Flores en el piano.

Su primer director musical fue Bernar­do Almonte, quien dirigió el coro con mu­cha sa­piencia y entusiasmo durante siete años. Siguió el padre Carlos Santa­na, por un espacio de ocho meses. Actualmente su director es el maestro Alejandro Delgado, asistido por Fernando Elisaúl Rodríguez Fernández como sub-director.

Desde su fundación, el Coro ha tenido a su cargo la música litúrgica de la Misa Crismal (Jueves Santo), la misa de Corpus Christi (Jueves Corpus), la del Patrón Santiago y de otras celebraciones arquidiocesanas.

Al Coro Arquidiocesano de Santiago lo mueve y lo mantiene vivo el ejercicio de un estilo de vida fundamentado en la mística de los valores cristianos de fe, esperanza y caridad.