Foto en el camino

En el 2015 la UNESCO aprobó el 26 de julio como Día Internacional de la Conservación del Ecosistema de Manglares. La intención de esta conmemoración es hacer conciencia sobre la conservación de los manglares como “un ecosistema único, especial y vulnerable”.

Ubicados en las fronteras que se besan de la tierra y el mar, los manglares son ecosistemas de características singulares. Los árboles que allí crecen lo hacen en agua salada y conviven con las corrientes marinas. Son hospederos de la vida, peces y crustáceos allí se reproducen y protegen. 

Los suelos de los manglares albergan gran cantidad de carbono, evitando que produzcan emisiones. Funciona como defensa natural de mareas altas e inundaciones, por eso su valor para la biodiversidad del planeta es superlativo.