Completemos la obra

0
89

Editorial 

Completemos la obra

Ningún pueblo ser libre merece/ si es esclavo indolente y servil. Así lo hemos cantado a todo pulmón. Nuestro corazón late con mayor intensidad cuando entonamos la Canción de la Patria, pero ese patriotismo no puede quedarse en poses y pala­bras huérfanas de compromiso.

Al cumplirse el próximo 27 de febrero el 175 ani­versario de nuestra Inde­pendencia Nacional, la ocasión es propicia para detenernos a reflexionar sobre el sendero que lleva el país, y asumir una postura firme para construir un presente y futuro llenos de realidades en favor del bien común. Así nuestro Canto a la Patria no será notas musicales que se las lleva el viento.

Ante la fecha patria, los Obispos dominicanos, en su reciente Mensaje, con motivo de la Indepen­dencia Nacional nos motivan a trabajar por un país mejor cuando nos dicen que urge un comportamiento ético de la sociedad dominicana.

Con este llamado nos invitan a ser honestos. Es que la honradez, y los demás valores que dan sentido a la existencia humana no pueden ser piezas que descansan en un museo de antigüedades. Las funciones públicas jamás pueden ser un trampolín para llegar a la fama y la fortuna a costa de la pobreza y abandono de los demás. La impuni­dad y la corrupción no pueden continuar siendo peldaños que muchos utilizan para llegar a la cima de acumulación de riquezas sin importar la desvergüenza que muestren.

Anhelamos que este 27 de Febrero marque el rum­bo definitivo del compromiso sincero con la cons­trucción de un mejor país. Todos podemos aportar para lograrlo. Dejemos atrás el pesimismo. No caigamos en la trampa de creer que el fracaso es nuestro destino como nación.

Entendamos que el mejor homenaje que podemos hacer a los que ofrendaron sus vidas por una nación, libre y próspera, es completar la obra que ellos iniciaron.

Las ofrendas florales, y las alabanzas hacia nues­tros héroes caerán en la hipocresía si con nuestra conducta negamos lo que ellos soñaron para nuestro pueblo.