Carta de San Francisco a las autoridades de los pueblos 

0
85

-Fray Radhamés Abreu

El santo inicia la carta, deseando a todos salud y paz. Y agrega, consideren y vean que el día de la muerte se acerca.

Les ruego que no echen en el olvido al Señor, ni se aparten de sus mandamientos, causa de las preocupaciones y afanes de este mundo.

Ay, de aquellos que echan en el olvido al Señor, son malditos y serán echados en el olvido por Él, y cuando ocurra el día de su muerte, todo lo que creían tener les será arrebatado.

Y cuanto más sabios y poderosos hayan sido en este mundo, tantos mayores tormentos soportarán en el infierno.

San Francisco, aconseja firmemente a estos señores que busquen recibir el Cuerpo y la Sangre del Señor y que en el pueblo den tanto honor al Señor, que todas las tardes, por medio de algún pregonero u otra señal se anuncie a todo el pueblo que ha de alabar y dar gracias al Señor Dios Omnipotente.

Y sepan que si no hacen esto tendrán que dar cuenta de ello, en el día del juicio ante Jesucristo, Señor Dios nuestro.

Sepan que son benditos del Señor Dios Altísimo los que tengan consigo este escrito y lo cumplan.

Los destinatarios de  la Carta son los podestá o alcaldes, cónsules, jueces y regidores, a quienes, San Francisco, les exhorta a dar gracias y a alabar a Dios.

 A propósito de la elección de alcaldes y regidores en las elecciones de febrero pasado vamos a pedir bajo la intercesión de San Francisco que los electos, en nombre de Dios sean verdaderos servidores del pueblo, funcionarios alejados de la corrupción administrativa y transparentes.