Bienvenido Año Nuevo

0
114

Somos un pueblo noble y generoso. La bondad la encontramos en cada esquina.  Hay gestos sencillos que hablan muy bien  de  nuestra solidaridad. Si vemos el neumático medio vacío de un vehículo que pasa a nuestro lado  buscamos la manera de indicarle al conductor de ese percance, o si una de las puertas está a medio cerrar nos preocupamos, y hacemos las señales necesarias para que se den cuenta, y sobre todo si van niños. Así somos. Procuramos evitar situaciones dolorosas.

 

Estas cualidades, uni­das a la alegría y hospitalidad que nos caracteriza nunca debemos perderlas. Esta forma de identidad es uno de nuestros mejores tesoros.

Al comenzar un nuevo año hacemos votos al Creador para que nos ayude a seguir cultivando estos valores y creciendo en el amor al servicio. También, a fomentar la cultura del encuentro, y hacer del diálogo el medio más idóneo para superar cualquier diferencia  con la otra persona.

Esperamos que nunca olvidemos la sentencia popular que dice: Hablando la gente se entiende, y más ahora que estamos en un año preelectoral en donde las pasiones nublan la razón y hacen que muchas personas olviden el respeto a los demás.

Hagamos el compromiso firme y sincero de ser mejores ciudadanos, aportando cada uno desde el espacio donde está.  Dejemos atrás el pesi­mismo que nos resta fuerzas para construir el país que anhelamos.

 

Abramos las puertas a la esperanza de un día nuevo. Que nadie se quede en el camino y así juntos avancemos para llegar a la meta de vivir con la dignidad que Dios nos ha creado.

¡Feliz 2019!