Luz Alcántara  

La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) celebró el pasado viernes 9, su 60 aniversario con una misa de acción de gracias presidida por monseñor Freddy Antonio de Jesús Bretón, el Arzobispo Metropolitano de Santiago. En la homilía expresó: “Ay de la universidad si deja morir los valores que le dieron sustento, origen y fundamento. Podríamos llegar a tener una institución con notables egresados, pero también fieras enredadas, si no tienen valor humano y cristiano”.

Recordó en varias ocasiones la entrega y labor de monseñor Agripino Núñez Collado, quien por 45 años fue rector, de los 60 que cumple  esta academia. No se puede hablar de PUCMM sin mencionarlo.

Mientras que el rector, Doctor Padre Secilio Espinal expresó: “Solo podemos decir gracias. Gracias a Dios y cada una de las personas que a lo largo del tiempo han contribuido al crecimiento y propósito institucional, poniendo al servicio de la Universidad sus capacidades, liderazgo y compromiso con los más elevados valores de nuestra sociedad”.

Los que estaban en el templo se pusieron de pie cuando el rector recordó a los primeros 60 estudiantes y 15 profesores que iniciaron la travesía del conocimiento, en las tres carreras disponibles en ese momento. Ese primer grupo se graduó en 1967. 60 años después, la universidad supera los 93,000 egresados, 1,400 profesores y 166 ofertas académicas.

El rector destacó que la Madre y Maestra ha contribuido desde el 1962 a impulsar el desarrollo del país, mediante la preparación de profesionales en diferentes áreas del saber que han ejercido y ejercen su liderazgo, de gran impacto para el avance de la sociedad y el estado democrático.

La misa de acción de gracias contó con la presencia del presidente de la República, Luis Abinader, la vicepresidenta Raquel Peña, el presidente del Senado, Eduardo Estrella, el presidente del Tribunal Constitucional, Milton Ray Guevara, el ministro de Educación Superior, Franklin García Fermín, y otras personalidades del ámbito social y académico.

 El día concluyó con  el Concierto sinfónico Perico Ripiao “melodías de una Nación”, producido por el director de la Orquesta Sinfónica del Cibao, Ruddy Capellán, quien tuvo una participación especial.

También los artistas Milly Quezada, Eddy Herrera, Francisco Ulloa, La India Canela, Krisspy, Betty Fernández y Robert Liriano fueron los artistas que completan el reparto del concierto. Este hermoso evento se realizó en el Cibao Fútbol Club.