A nivel

4
401

Algún día tendremos que tener un sistema que corrija las distorsiones que como ciudadanos le aplicamos a la vida cotidiana. Tal es el grado de desafío que ya muchos lo ven como algo folcló­rico, propio de nuestro estilo de vida.

Cuando se le da vueltas al asunto surge la ­etiqueta de que “son padres de familia”.

Conductas como estas de utilizar vehículos no diseñados para las funciones que se emplean pone en riesgo a todo el que se transporta allí, y cualquier evento inesperado, desde una llanta hasta una colicion, traerá la posible pérdida de vidas o en todo caso invalides, carga para el sistema de emergencias y sanitario, policías, justicia y cargas administrativas que pagaremos unos y otros. Alguien puede ser responsable de una acción individual, pero todos somos responsables de construir un sistema de corrección que algún día nos posibilite vivir de forma menos desordenada.

Mientras,  asistimos  a  una triste  cotidianidad “a nivel”.

4 COMENTARIOS