48 Aniversario de Casa Abierta

0
119

Primera institución dominicana especializada en prevención y tratamiento de adicciones

Uno de los aspectos a los que nuestros dirigentes históricamente han sido sordos, es a la definición de políticas modernas sobre el fenómeno de las drogas. Nos duele reconocerlo, pero la realidad es que las autoridades actuales en materia de drogas han sido   insensibles a las demandas del sector. Una muestra de esto es que han encontrado 100 millones de pesos para apoyar a un grupo de artistas, a otro le han asignado propiedades incautadas, mediante acuerdos de custodia. Pero ambas fórmulas se les niegan a las  organizaciones sociales que trabajan en prevención y tratamiento de drogas. Ni siquiera se ha cumplido con la entrega del 15% de la ley 155 -17, sobre lavado de activos.

Estas asociaciones, en medio de la crisis de la COVID- 19 y  la actual de salud mental, están librando una batalla en un frente muy desfavorable. Han visto crecer la demanda de tratamiento por el aumento de los consumos de  drogas. Pero paradójicamente, estas organizaciones, en especial los programas  residenciales, han sido abandonados, por eso hoy atraviesan por una de sus peores crisis económica, limitando sus servicios y  obligados a cerrar algunas de ellas. Esto, sin dudas, tiene repercusiones negativas para nuestra sociedad. Las autoridades tienen que acudir en apoyo de estas organizaciones. Se lo deben a nuestra sociedad.  

Al celebrar nuestro 48 aniversario, seguimos esperando que las actuales autoridades recuerden  que en su plan de gobierno en materia de drogas nos hablaron de promover “un amplio diálogo nacional para fijar posición sobre el cuestionamiento de las premisas subyacentes del paradigma actual de la política de fiscalización internacional,  y la necesidad de  enfoques  alternativos.” Ese es el camino del cambio en políticas públicas sobre drogas, pues en el paradigma actual las estrategias preventivas siguen siendo  muy limitadas,  y  las  atenciones cuando los consumos  se tornan compulsivos, serían casi nulas, sino existieran esfuerzos solidarios y compasivos desde las asociaciones sin fines de lucros.

En el 48 aniversario  de Casa  Abierta, reiteramos nuestro compromiso por un mejor país. Nos anima la esperanza de que es posible lograr una mejor sociedad si sabemos sobreponernos a la crisis, y todos y todas hacemos nuestra parte para lograrlo.