2018: Gestionando vidas ejemplares

0
101

El desarrollo como cristianos conlleva ma­durar sobre nuestras acciones y crear evidencias de nuestro camino sobre vivencias de mo­delación de la vida de los demás.

Sin duda alguna los cristianos valiosos y ge­nuinos valoran la compañía de seres humanos que aportan en sus vidas como los discípulos de Jesús y su maduración de la fe.

Vidas Ejemplares fue una revista de historietas publicada por SEA/Edi­torial Novaro desde 1954, con 416 números ordinarios y 14 extraordinarios. Presen­taba bio­grafías de destacadas personalidades del cristianismo.

Tras un número ex­traordinario titulado Vida y amores de Jorge Negrete (03/1954), No­varo lanzó con Vidas Ejemplares una serie de cómics de producción autóctona y finalidad di­dáctica que venían a completar el resto de sus colecciones, compuestas mayormente de traducciones de mate­rial estadounidense de evasión.

La primera hornada de estas revistas didácticas incluyó Vidas Ilus­tres (1956), Leyendas de América (1956), Te­soro de Cuentos Clásicos (1957), Aventuras de la vida real (1957), Epo­peya (1958) y Lec­tura para Todos (1959).

Muchos fueron to­ma­dos en cuenta por esta ilustre publicación como san Felipe de Jesús, san Ignacio de Loyola, santa Rosa de Lima, san Fran­cisco de Asís, Jesús de Nazaret, Juan Pablo II.

Sin lugar a dudas que el Arte es la capacidad para expresar nuestra creatividad a través de técnicas que sean perceptibles a los demás por su valoración del efecto producido.

En el caso de narrar sobre vidas ejemplares Dios permite que lle­guen a nuestras manos esas evidencias de amor que los demás desean transmitirnos con sus ejem­plos de vida.

Dios permita que sean de valor nuestras anécdotas para alcanzar en nuestro país la capa­cidad para enseñar con el ejemplo.

Cada día transcurrido en este año es un motivo para crecer en el camino de mostrar cualidades de gran valor para el ser hu­mano como son: amor, humildad, compromiso, responsabilidad, entre otras.