Un canto a la vida

0
68

Quien ama a la naturaleza 

no marchitará una flor

al disfrutar de su olor

y de su fugaz belleza 

que la auténtica nobleza 

del corazón del humano

es preservar con su mano

lo valiosa que es la vida

porque jamás se le olvida

que Dios no la hizo en vano.

Toda criatura viviente 

sobre la faz de la tierra 

es un tesoro que encierra 

de la Creación la simiente:. 

el árbol o el semoviente

la hormiga, la mariposa

el framboyán y la rosa

la palmera o el gorrión 

la tortuga, el tiburón …

¡Oh, vida maravillosa!

Somos parte del planeta

en su constante latido

¿cómo verlo así abatido

por un tiro de escopeta

o por punzante zaeta

a seres inofensivos

incluso los “agresivos”

en una acción criminal 

que es cazar un animal

por caprichosos motivos?

El zumbido de una abeja

p de un gallo su cantío 

el bullicio de un gentío 

el balido de una oveja 

son parte de una compleja 

cuan compleja sinfonía 

en perfecta sincronía 

como todo el universo 

en este mundo diverso 

en perpetua sintonía.-