El Instituto Politécnico Industrial Don Bosco de Santiago, cumplió el pasado 12 de septiembre, 12 años de fundado. La cosecha de esta siembra salesiana ha sido abundante y esperanzadora. ¡Qué alegría!  Ya ha entregado al país 789 Bachilleres Técnicos, que hoy trillan el camino de la realización plena, son un soporte para sus familias, y pueden continuar otras especializaciones siendo artífices de su destino.

En su preparación han encontrada un manantial de valores que la mística salesiana les ha inculcado: ¨Formar buenos cristianos y honrados ciudadanos.¨

Que hermoso sería ver a nuestros jóvenes de barrios y campos contar con instituciones educativas como el IPIDBOSCO, en donde pueden formarse en la solidaridad, respeto, disciplina, puntualidad y otros valores que dan sentido a su existencia.

Mirando los aportes del IPIDBOSCO, cada pueblo de esta Patria amada, debería tener un Politécnico bien equipado y así nuestros muchachos y muchachos puedan hacer realidad sus anhelos de servir y ser útiles a la sociedad, poniendo sus conocimientos al servicio del desarrollo nacional.

Al felicitar al Padre Fernando Yoldi, director, y al equipo que le acompañan, albergamos la esperanza de que el Ministerio de Educación y el sector privado apoyen a esos centros  especializados en la preparación técnica. Estos centros educativos deberían multiplicarse.

Así tendremos jóvenes alegres y alejados de los ganchos destructivos que esta sociedad les presenta, haciendo de ellos guiñapos humanos cuando apenas comienzan a vivir. Recordemos el mensaje de los Cristóforos¨Es mejor encender una luz, que maldecir la oscuridad.¨