La sociedad dominicana está siendo sacudida por actos de violencia que generan desasosiego y preocupación. Los cimientos de una convivencia fraterna, basada en principios y valores, se están derrumbando. Los recientes hechos de muerte ocurridos en varias comunidades están llegando a la barbarie. Pero todavía estamos a tiempo de impedir que nuestro país se convierta en un espacio inhabitable.

Necesitamos con urgencia la implementación de proyectos de vida, a nivel privado y del Estado, que fomenten acciones educativas que lleguen a nuestros jóvenes para capacitarlos, de manera integral, y así puedan emprender nuevos caminos de esperanza y realizaciones, que les permitan construir un presente que sustente las bases para una convivencia armónica.

En Santiago se está desarrollando un Proyecto que va en esta línea. Nos referimos a la Ciudad Santa María, Institución que trabaja en el sector La Otra Banda, brindándole a nuestros jóvenes una capacitación integral, que hace de ellos mejores ciudadanos, que van a contribuir a tener una nueva República Dominicana.

Desde CAMINO, lleguen nuestras felicitaciones a la Fundación Synergies Cares, Fundación Ciudad Santa María, y a todos los que han unido esfuerzos y voluntades para echar hacia delante esta obra de amor.

Esperamos que el ejemplo que está dando Ciudad Santa María se multiplique en toda la geografía nacional. Esta es la mejor vía que tienen nuestros muchachos y muchachas de los sectores más necesitados, para encontrar abiertas puertas y ventanas para ver un futuro más promisorio.

Elevamos plegarias para que el Señor Resucitado siga acompañando a todos los que impulsan esta iniciativa tan hermosa.