Trastorno de estrés post traumático y suicidio

0
89

“Sólo hay dos maneras de vivir tu vida. Una de ellas es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo fuera un milagro.”

Albert Einstein.

 

El trastorno de estrés post traumático (TEPT) es un trastorno relacionado con traumas y factores de estrés, que se caracteriza por la aparición de síntomas específicos tras la exposición a un acontecimiento estresante, extremadamente traumático, que involucra un daño físico o es de naturaleza extraordinariamente amenazadora o catastrófica para el individuo. (DSM IV,2013)

Los síntomas del trastorno de estrés post traumático son muy angustiosos, pudiendo provocar conductas imprudentes y hasta autodestructivas.

El suicidio es el acto por el que una persona se provoca la muerte de forma intencional. Por lo gene­ral es consecuencia de un sufri­miento psíquico y desesperación atribuible a circunstancias vitales, que figura entre las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel mundial.

Un estudio realizado con adultos jóvenes en Estados Unidos, revela que el TEPT es un predictor de las conductas suicidas. (Serrano et al., 2009; Sher et al., 2012).

En la escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore se estudió la relación en­tre situaciones traumáticas /con y sin tept) y el riesgo de suicidio, en adultos jóvenes. Dicho estudio, concluye que el 20% de los intentos suicidas fueron en sujetos abusados sexualmente durante la niñez y que el 10 % de los diagnosticados con TEPT, intentó suicidarse, teniendo presente los predictores de depresión e impulsividad.

Investigadores de la Universi­dad de Yale encontraron un posible biomarcador para los pensamientos suicidas en los cerebros de las personas con Trastorno de Estrés Pos­traumático (TEPT), sugiere un estudio reciente publicado este mes en la revista PNAS.

Las mujeres víctimas de agresiones sexuales durante la niñez o la edad adulta tienen mayores pro­babilidades de suicidarse o de in­tentar suicidarse que otras mujeres. Las experiencias de acoso sexual grave también pueden provocar trastornos emocionales y conductas suicidas. Claramunt, M (2000).

Sugerencias:

La escucha atenta, el acompa­ñar la persona y no juzgarla, guar­dar en un lugar seguro y bajo lla­ves: armas de fuego, tijeras, cuchi­llos, medicamentos, químicos, lazos, etc.

Si tiene un familiar con TEPT y que ha intentado suicidarse, busca ayuda profesional.