El pasado lunes 15 de agosto fue el clausurado del Año Jubilar Altagraciano en ocasión del centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia con diferentes actos, entre ellos: el recibimiento de la imagen de la Virgen de la Altagracia, trasladada desde la Basílica de Higüey. Fue recibida en el monumento Fray Antonio de Montesinos, seguido de una vigilia en la Catedral Primada de América el domingo 14. Al día siguiente, un acto patriótico en la Puerta del Conde y una concentración nacional en el Estadio Olímpico Félix Sánchez.

Durante la Eucaristía celebrada en el Estadio Olímpico, el enviado especial del Papa Francisco, monseñor Edgar Peña Parra, explicó que “el cuadro de la Virgen de la Altagracia nos enseña a priorizar el valor de la vida y la dignidad de las personas; es también una defensa del valor de la familia como institución y de los lazos familiares que han sido y son duramente probados, denigrados y marginados, pero que al mismo tiempo, continúan siendo el punto de referencia más firme para la estabilidad de toda la comunidad humana y social”, puntualizó el arzobispo.

Al dirigirse a los jóvenes, les exhortó a que “no se dejen seducir por el hedonismo, las ideologías, la evasión, la droga, la violencia y las mil razones que aparentan justificarlas; prepárense para ser los hombres y las mujeres del futuro, responsables y activos en las estructuras sociales, económicas, culturales, políticas y eclesiales de su país”.

En tanto, Mons. Freddy Bretón Martínez, arzobispo de Santiago de los Caballeros y presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), agradeció a la Comisión Nacional Organizadora que “arduamente ha trabajado para el éxito de este Año Jubilar Altagraciano”, así como a todos “los hombres y mujeres de nuestro país que escucharon el llamado de la Virgen a través de nosotros y han acudido a honrarla en este día grande para nuestra patria”. Al tiempo que recibió la rosa de oro regalada por el Papa Francisco a la Virgen y, en nombre de los obispos, obsequió una imagen de Nuestra Señora de la Altagracia en alto relieve al Santo Padre.

En  la Puerta del Conde

El presidente de la República Luis Abinader, durante el acto patriótico realizado en la Puerta del Conde, señaló que “esa devoción de ayer es la misma de hoy porque los dominicanos recordamos como la Virgen de la Altagracia ha sido y seguirá siendo nuestra protectora a lo largo de los siglos aquí en esta tierra nuestra”, en tanto que Mons. José Grullón Estrella, obispo emérito de San Juan de la Maguana y presidente de la Comisión Nacional del Centenario, recordó cómo hace 100 años 35 mil dominicanos se reunieron en la Puerta del Conde para coronar a la Virgen de la Altagracia como reina y soberana del pueblo dominicano.

En ese orden, Mons. Francisco Ozoria, Arzobispo de Santo Domingo, expresó “nosotros pedimos hoy a la Virgen que se respete en toda nuestra isla, en todo el mundo, la dignidad de toda persona, la dignidad del niño, del joven, del anciano, la dignidad de todos”.

A los diferentes actos que concentraron miles de personas asistieron obispos, sacerdotes, religiosas, así como Raquel Peña, vicepresidenta de la República; Raquel Arbaje, primera dama; Eduardo Estrella, presidente del Senado; Alfredo Pacheco, presidente de la Cámara de Diputados; Carolina Mejía, alcaldesa del Distrito Nacional; Víctor D’Aza, presidente de la Liga Municipal Dominicana, entre otras autoridades gubernamentales, legislativas, militares y municipales.

Dirección de Comunicación y Prensa

Conferencia del Episcopado Dominicano (CED).