Por: Isabel Valerio Lora, MSc.              Email:[email protected]

“Un solo rayo de sol es suficiente para apartar muchas sombras”. San Francisco de Asís

Un estudio dirigido por un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), pudo descubrirse que el consumo de tabaco en personas con esquizofrenia es del 80%.

La esquizofrenia es una enfermedad compleja, caracterizada por la presencia de síntomas positivos (alucinaciones, delirios, desorganización conductual, etc.) y negativos (apatía, abulia, empobrecimiento afectivo, etc.) en diferente grado a lo largo del curso de la enfermedad, y que puede llevar al deterioro. (DSM V, 2013).

El tabaquismo ocasiona problemas físicos y psíquicos como es la adicción a la nicotina.

(Lagomazzini-Mellado, B. Escobar-Medrano, P.M. Salgado-Palacios, I.R. Vázquez-González, A.M.2021)

Autores defienden que el tabaquismo esquizofrénicos puede ayudar a  soportar los síntomas psiquiátricos, aumentar la estimulación psicomotora, mejorar el afecto negativo, mejorar la concentración y ayudar a la persona a sentirse parte del mundo .(Galazyn M, Steinberg ML, Gandhi KK, et al.,2010).

La elevada prevalencia de tabaquismo en personas con esquizofrenia puede deberse a la hipótesis de la automedicación que hace referencia a que mejoran los síntomas extrapiramidales que producen los medicamentos antipsicóticos, así como algunos síntomas clínicos de la enfermedad. Una segunda hipótesis expone que las personas con esquizofrenia tienen mayor vulnerabilidad a consumir tabaco que el resto de la población debido a los déficits neurológicos que presentan y los factores genéticos compartidos.

En pacientes con esquizofrenia ingresados en centros hospitalarios, es habitual observar determinadas conductas relacionadas con el fumar: solicitudes constantes de tabaco al personal y a otros pacientes, el “intercambio” de cigarrillos, esconder encendedores y tabaco, fumar fuera de las zonas asignadas. Una forma de fumar peculiar apurando con inspiraciones profundas hasta el final del cigarrillo, recogida de colillas, etc.

El fumar tiene un efecto gratificante en los fumadores con esquizofrenia. Mientras es común creer que fumar alivia los síntomas de la esquizofrenia, cualquier efecto que pueda tener es limitado y de corta duración. Cualquier alivio a corto plazo que se siente al fumar pronto se reemplaza por el estrés de la abstinencia de nicotina