La Junta Central Electoral ha expresado su preocupación por el inicio a destiempo de la campaña electoral. Este criterio ha encontrado eco en varios sectores de la vida nacional por las implicaciones que trae en detrimento del buen funcionamiento de las instituciones. 

Además de fomentar el clientelismo crearía un ambiente perturbador que en nada fortalecerá hacerle frente a los graves problemas que debemos resolver como nación.

Los partidos, movimientos y agrupaciones políticas reconocidas, deben tener muy claro lo que indica la ley electoral como relación al inicio de la campaña, y en una sociedad como la nuestra en donde las posiciones políticas se desbordan el extremo desasosiego y violencia.

Ante esta realidad creemos oportuno compartir los que nos dice el Papa Francisco sobre la Fraternidad Política Chemin Neuf: 

“Este arte del encuentro comienza, por tanto, con un cambio de mirada hacia el otro, con una aceptación y un respeto incondicionales hacia su persona. Si no se produce este cambio de corazón, la política corre el riesgo de convertirse en una confrontación, a menudo violenta, para hacer triunfar las propias ideas, en una búsqueda de intereses particulares más que del bien común, en contra del principio de que “la unidad prevalece sobre el conflicto.”