El pueblo lo pide a gritos

0
86

¿Cuesta tanto ser honrados?

(me pregunto tantas veces)

cuando veo las dobleces

de los que fueron nombrados

y muy bien remunerados

en posiciones de altura,

y al verse en la coyuntura 

¡Adiós con el juramento!

y a partir de ese momento

¡Viva la vieja cultura!

Al fundar nuestra nación 

el prócer Juan Pablo Duarte

levantó el estandarte

con fe y determinación

contra la dominación …

por un país racional 

donde ningún criminal

se apropiara de lo ajeno

ni llevara su veneno

al gobierno nacional. 

Más, parece que fue en vano

su prédica y su conducta,

y la práctica corrupta 

mostró su ominosa mano

y el pueblo dominicano 

ha sufrido los rigores

de viles depredadores

de las arcas, del erario …

que olvidaron ideario

y hoy son viles malhechores.

Los cargos en el Estado 

son funciones de servicio 

y no botín de un fenicio

ni de un clan bien orquestado

y debe ser arrestado

quien cometa ese delito 

y lo manden derechito 

a cumplir su dura pena

como una justa condena …

¡el pueblo lo pide a gritos!