Por: P. Padre Marco A. Pérez Pérez

En el marco de la celebración de los 100 años de la coronación de la Virgen de la Altagracia y después de dos años de interrupción debido a la pandemia del covid-19, la Diócesis de Barahona realizó el pasado sábado 2 de Abril la Décima Primera peregrinación al Santuario Nacional Nuestra Señora de La Altagracia en Higüey, encabezada por su Pastor y Obispo S.E.R Monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, los sacerdotes, diáconos, seminaristas congregaciones religiosas y delegaciones de las diversas instituciones que conforman esta Iglesia local.

Esta Peregrinación  Diocesana a la casa de la Madre Protectora del  pueblo dominicano es toda una tradición y ha movido en este año 2022 a más de 1600 feligreses y amantes de la devoción mariana de la Región Enriquillo a visitar  la Basílica de Higüey, en donde ponen de manifiesto sus logros,  agradecimientos, promesas y  necesidades  a los pies la Virgen María, su intercesora ante Dios.

Después del largo recorrido hecho con cantos, salves y oraciones a la Virgen María, se llevó a cabo el rezo del Santo Rosario caminando por el patio de la Basílica, como un signo de penitencia en el contexto  de la celebración del tiempo de Cuaresma. Cada uno de los misterios fue dirigido por las cuatro zonas pastorales, además de los catequistas de esta Iglesia particular.

Concluido el rezo del santo rosario, se pasó a la celebración eucarística que fue presidida por S.E.R Monseñor Andrés Romero Cárdenas, Obispo de Barahona y concelebrada por los sacerdotes diocesanos y religiosos. Previo a la eucaristía, S.E.R Monseñor Jesús Castro Marte dirigió unas palabras de acogida fraterna a todos los peregrinos.

En su homilía el Obispo de Barahona reflexionó sobre el sentido de la peregrinación del pueblo de Israel. Se refirió también a María como madre eucarística. “María es toda ella eucarística”. Hizo además un llamado a los peregrinos a aprovechar la indulgencia plenaria en este año jubilar altagraciano, acercándose a la reconciliación y a la eucaristía. El prelado recordó la reciente partida a la casa del Padre del Rvdo. Padre Pablo Kasonga, misionero CICM.

Al finalizar la celebración eucarística, el Rvdo. Padre Marco Pérez, Rector de la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA) y Coordinador diocesano de la Misión Mariana, agradeció a Mons. Jesús Castro, Obispo de la Diócesis de Higüey, al Rector  de la Basílica, por su buen trato de hermanos en la fe. Así mismo expresó la gratitud al Obispo de Barahona, a los sacerdotes, hermanas religiosas, catequistas y a todo el pueblo de Dios peregrino de la Diócesis de Barahona y de otras demarcaciones que acudieron a dar gracias a Dios y suplicar la intercesión de la virgen en este año jubilar del centenario de su coronación.