Tomado del libro Poesías Completas – Monseñor Freddy Bretón Martínez

Ahora es el mañana

Mira, si no, los resplandores como surgen:

Como bandadas de sueños se levantan multiplicándose en los prismas diminutos del rocío.

Ahora es el mañana, justo ahora.

Aferra bien tus manos a la esperanza nueva

a la aurora que nace de luz no anochecida.

Suelta tu corazón que vuele alto

sin que le falte el compás de su latido a la tierra que pisas

o a la materia que se transforma entre tus dedos.

Levanta el pie

que no es hora de piedras ni de batir el fango.

Tu planta no será punta de extremidad que más que andar se arrastra.

Déjala volar

que invada los espacios infinitos que recorra palmo a palmo

las secretas entrañas del futuro.

Abre tus alas y levanta el vuelo. Que al fin solo habrá ojos para ver el universo de tus pasos florecido.

____

Como la lluvia fina

Fuiste para mí la lluvia fina

que en silencio empapó mi tierra toda:

Las dunas de mi alma

la aridez de un corazón erosionado.

Donde lloraban cardos sonríen flores

canta la lluvia donde abrasaban soles.

Donde acechaban fieras arrulla la paloma.

Huyó la muerte malherida.

Ya no atemoriza el aullido de la hiena. Arquea la garza su vuelo enternecido.

Canta la noche revive el día.

La tierra se estremece Y estalla la alegría.

Yo soy esa tierra empapada por ti. Reverdecida.